Tirando de troquel

Art / Diseño / Pipo & Astutto
26 febrero 2014

Nos dan siempre las cosas hechas pero casi nunca nos preguntamos cómo se hace. Detrás de cada diseño siempre hay una técnica, en este caso el troquelado. El making of va así: se pilla o se pide un troquel (en este caso amablemente prestado por los Plómez) que es una forma de metal en una base de madera con topes de goma para desmoldar. Se quitan los rodillos de la máquina para no dañarlos y se pone una cama de latón en el tímpano para no dañarlo tampoco. Con las capuchinas se marca bien dónde tiene que actuar, se pone el papel a troquelar y voilá. ¡Tarjetitas redondas hechas con mucho amor! Tema de fondo Carina de James Hunter en honor a nuestra pequeña Minerva.

Aquí el vídeo: Troquelador

Shake it! Twitter Facebook

Cómo engañar a un motor (II)

Pipo & Astutto
14 febrero 2014

El motor trifásico está formado por tres corrientes monofásicas de igual frecuencia y amplitud. Es más eficaz que un motor de corriente estándar,  ya que economiza en los hilos de transporte y en el sistema receptor. Digamos que tiene mucho más power. Lo que pasa es que el sistema actual de corriente no soporta bien los aparatos que tienen mucha fuerza y consumen poca energía. El estado prefiere que se consuma más energía independientemente de la estabilidad y la fuerza de los motores.

De esta forma, hay que engañar al motor trifásico para que se convierta en uno monofásico, con su consecuente pérdida de potencia y rendimiento. Para ello divides las fases internas del mismo mediante un sistema de triángulo y conectas un condensador a los bornes. Cada cable del condensador iría a un borne (x2). Los cables de alimentación se disponen de tal manera que uno de ellos coincida con uno del condensador, el de tierra vaya a la masa y el otro quede libre para juntarse en una clema con el del interruptor. Porque esa es otra, los motores trifásicos vienen con un interruptor trifásico, con el que han nacido y que tiene la potencia necesaria para arrancar y parar este tipo de motores, un superclick. Pues también hay que engañar a éste, anulándole una fase, conectando la otra a la clema libre junto con el cable de alimentación y el último cable iría al borne libre del motor.

De esta forma ya tienes un motor que trabaja perfectamente con la red actual. Cierto que tiene menos potencia y menos flow pero no protesta porque no es consciente de sus verdadera fuerza. Sus capacidades han sido disminuidas mediante engaños e ingeniosos esquemas. Ahora ya tenemos a un motor dócil con los caballos domados. No hay cortocircuitos ni se rompe el sistema ni se funden los plomos. No tiene la potencia necesaria para dar un petardazo y que arda París.

Qué miedito da pensar en los miles de motores que mueven el mundo. Motores de alma trifásica completamente engañados.

 

Shake it! Twitter Facebook

SEXUS

Estética / Literatura / Opinión
8 enero 2014

Escogí al azar uno de los volúmenes de la casa. Con una cubierta cutre y páginas amarillas, algo me dice que jamás había sido abierto. Es muy raro ver un libro prensado, regular, sin esquinas dobladas O_O. Nadie había tenido la indecencia de mancharlo ni subrayarlo. Y bueno; el libro no brillaba por fuera pero tenía un tesoro. Un tesoro difícil, seco, sucio y atormentado que con dos o tres pasadas y juegos de manos se convirtió en carne fresca, húmeda y llena de perfume. Como diría un travesti brasileño: Deliziiaaaaaa

Como aquí cabe de todo, pues también tiene cabida el SEXO. Así con mayúsculas y para que lo pille bien el bot de google. Henry Miller lo escribió cuando estaba en su mejor momento, después de haber pasado media vida como loser. Es una rara autobiografía, sorprende cómo alguien puede desnudarse tanto en tan pocas páginas. Vemos a un personaje amoral, traidor, frívolo… pero también a alguien cuyas ganas de vivir y sentir trascienden todos esos anticuados conceptos. Aquí os dejo algunas de las perlitas que he encontrado y con las que dejé marca. Me parecía injusto que Sexus no hubiese sido manoseado, paladeado y absorbido como si fuese la miel de la más rica de las colmenas, nena.

Llegará un día en que el arte de soñar estará al alcance de todos los hombres.

Estaba dispuesto a arrastrar las consecuencias que un acto puro siempre entraña.

Normalmente cuando lo presentaba a una mujer, se ponía parlanchín y hacía una especie de aleteo con sus alas invisibles.

Siempre piensas que vas a poner la última palabra en el registro con una amplia rúbrica; nunca piensas en el autómata que cierra las cuentas mientras duermes.

Es mucho mejor estar preocupado con ideas maravillosas que con la próxima comida, o el alquiler, o un par de zapatos nuevos.

Cuando cesa el dolor, la vida parece espléndida, aun sin dinero ni amigos ni ambiciones elevadas. Simplemente respirar con facilidad, caminar sin un espasmo o una punzada repentina. Entonces los cisnes son muy bellos.

Se limitó a mover la cabeza y encendió la sonrisa eléctrica.

Si hubiera que interrogar al Destino de ese modo, todo podría explicarse por lo que tuvimos para desayunar.

P.D: no hay transcripción de pasajes escabrosos. Si queréis chicha, a leerlo ;)

 

Shake it! Twitter Facebook

Celebramos la vida

Editorial / Opinión / Pipo & Astutto
5 noviembre 2013

Que si, que todo está hecho una mierda, que las calles revientan de basura y hay mareas de todos los colores. Que cada vez nos aprietan más de todos los lados y es difícil hasta mantenerse de pie. Por eso hay que celebrar, hay que celebrar todo, que ha salido un curro, que te has cambiado de casa, que por fin viene tu familia a visitarte. Es el caso de Astutto, después de 11 años, por fin vino su familia argentina. Y qué mejor ocasión que ésta para abrir las puertas de Alchemy y encender todos los farolillos. Con las delicatessen de Sugar Garden y Thamar y el musicón trasnochado de Piruleta.

Y te reúnes con amigos, charlas con la familia, se hacen nuevas amistades y la cerveza corre como si no hubiese un mañana. Porque celebrar es gratis, y ahí todavía no pueden meter mano estos cabrones.

Fotones del maestro del B/N, Jaime Gasset.

 

 

 

 

 

Shake it! Twitter Facebook

Charlie don’t surf!

Editorial / Opinión / Pipo & Astutto
17 septiembre 2013

Me encanta dar la chapa. No una chapa desmedida e inconsciente, sino algo mucho más planeado y plenamente aceptado por las 2 partes contratantes. ¡Oh, si, mamá!. Y ese intervalo precioso, casi suspendido en el tiempo en el que tu sufrido oponente piensa que es una conversación bilateral hasta que descubre que no, que es una chapa en toda regla, ese instante es mágico amigos. Ves como sus pequeños ojitos se agrandan y boquea como un pez en la red, sabiendo que se le viene una buena encima. Ahí justo es cuando rematas, de cabeza, sueltas tus argumentos trasnochados, estúpidos, sin referencias de ningún tipo.

Y en este enredo es en el que os encontráis ahora si habéis leído hasta aquí. Ojo, esta es una chapa apenas elaborada, ¡la traigo fresca chiki! Todo empieza con el último libro que estoy leyendo, The Drifters o, como se tradujo en castellano: “Hijos de Torremolinos” O_O. El libro no es ningún referente pero te explica muy bien en qué consistió toda la rebelión juvenil en la década de los 60 y 70`s. Chicos y chicas no conformes ni con el Gobierno, ni con las reglas, ni con nada que proviniese del viejo orden. Los resumía Bob Dylan con The Times They are a Changin’ : madres y padres, vuestro viejo camino, envejece rápidamente.

Joder, me digo, esto era luchar, salirte del camino más cómodo y decir: “Aquí hay algo que no me cuadra y no lo voy a permitir”. A estos chavales les apodaban con el sufijo “Nik” que añadía un tono despectivo a lo que hacían: “Beatniks, peacenicks…” la traducción sería el actual “perroflauta”. No eran muchos, pero si que cambiaron el orden mundial. La ruptura generacional era tal, que los mayores ni podían entender su música ni entendían nada. Y es aquí donde quería llegar, vivimos en una época en que la mierda cae como si la regalasen, donde gente sin ningún tipo de escrúpulos ni ética mangonea el cotarro con absoluta impunidad, mientras nos quedamos cruzados de brazos. no hay rebelión, no hay interés por nada, incluso nos cuesta mandar a todo y a todos a la mierda, y encima al que lo hace le llamamos perroflauta. Hay una frase que rescaté del libro y que me parece perfectamente aplicable: “Lo que me inquietaba  era la grande y silenciosa minoría que no aspiraba a nada y no hacia nada”

Así nos vemos, hay una capacidad brutal de hacer algo, de luchar contra lo que nos parece trasnochado, abusivo y corrupto. Y existen multitud de fórmulas a parte de quejarte por las redes sociales. Existe la desobediencia, la insumisión, el desacato. Encima dentro de la legalidad, y si no te cuadra algo, cámbialo, que para eso eres joven cojones- Lo único que compartimos con aquellos es que nuestros padres no entienden nuestra música y las pintas. Ahora se lleva más ser un “hipster” sin valores que defender cualquier tipo de actitud que pueda molestar o incordiar. Me cagüen todo, algún día me levanto la cresta y mando todo a la mierda.

 

 

Shake it! Twitter Facebook

The Makers

Branding / Diseño / Ilustración / Pipo & Astutto
9 septiembre 2013

Este año el Nómada nos pidió la imagen que reflejase toda su filosofía: hay una forma diferente de hacer las cosas, más comprometida y justa con el productor-artesano. Con un cuidado por los detalles y la materia prima. Y la base de esta edición era la lana. Qué mejor forma de representar el cuidado de las materias primas con la oveja “Adelita” Sólo cuidando los procesos desde el principio hasta el final, se consiguen los mejores productos. De ahí ese look “casual” de la oveja,

Los chicos del Nómada nos pidieron si podíamos explicar cual es el proceso de creación de una imagen gráfica. Cuál es su valor y en qué consiste. Y nos pareció estupendo, casi nunca se cuestiona lo que hay detrás de una imagen y cómo se ha llegado a ésta. Simplemente la ves y haces como Julio César, me gusta o no.

Primero había que buscar un nombre genérico que englobase todo aquello que representa la Feria, los asistentes y los artesanos. Y lo encontramos con “The Makers“. Una nueva corriente de pensamientos y actos en esta época tan extraña que nos toca vivir. Todo lo contrario al “usar y tirar” que durante años nos han estado vendiendo. Los Makers son los que hacen, los que se manchan las manos. Un Maker hace todo lo posible para que su producto sea “para toda la vida”, y si no, preguntárselo a los chinos…

Basamos el nombre de esta edición en la famosa frase de  la película”Easy Rider“, obviamente el producto no es el mismo, pero si el concepto: materia prima pura y de calidad :) Audio

Después de discutir acerca de varias horas de cuál era la mejor forma de representar una oveja bien peinada y acicalada, recurrimos a nuestro ilustrador favorito Ilustre Mario para que realizase un retrato hiperrealista de un boceto previamente trazado por ordenador.

Una vez tenemos el concepto de la edición y la imagen principal, empezamos con la “bajada” de piezas. Queremos que todos los elementos de la Feria tengan coherencia, deben respirar lo mismo. Y para ello hay que adaptarse a los formatos y soportes, desde un cartel de señalética, hasta un envío para prensa.

Y eso es lo que hay detrás de una simple imagen: mucho esfuerzo, trabajo y dedicación, os dejamos un pequeño avance de lo que será la gráfica de esta edición. Algo que está hecho con todo el cuidado y el mimo del mundo. Los Makers son todos aquellos que hacen posible este cambio: productores y, sobre todo, consumidores que saben valorar todo este proceso. Ya basta de intermediarios sin sentido, bolsas de plástico y obsolescencia programada.

El mundo está cambiando chicos, y nosotros, todos nosotros, somos The Makers!

¡PURA LANA HERMANO!

Shake it! Twitter Facebook


© 2019 PIPO&ASTUTTO ALL RIGHTS RESERVED.