Que todas las noches sean de bodas

Art / Diseño / Pipo & Astutto
13 agosto 2013

Llega un momento en la vida profesional de un diseñador, publicista, artistoide o simplemente, persona que maneja un software de imagen en el que te enfrentas a tu mayor demonio, la invitación de bodas. Consiste básicamente en que dos personas, al límite del colapso nervioso y generalmente amigos, quieren proclamar su unión a los 4 vientos con algo original y resultón.

Muchas veces, los nervios hacen que este trabajo se convierta en el marrón más grande de la historia, con resultados insatisfactorios por ambas partes (que conste que nunca ha sido el caso, nos lo han contado)

No ha sido así con nuestra profe de inglés y querida amiga Betty, a parte de traductora oficial y confidente. Sin la cual ya nos habrían descerrajado un tiro en cualquier callejuela del Bronx puesto que lo único que sabíamos decir era “yoyoyomadefoca, niga, etc” Betty nos llevó por el buen camino, aprendimos que Minessota, se dice “minesouda” y Lincoln “linkin” entre muchas otras cosas.

Bueno que no me enrollo, Beth, yanki de pura cepa, se casa con Juanjo, caballero toledano. Nos pidió un detalle que pudiesen entregar a la familia, con la palabra mágica: “libertad total”. Charlando con él, nos comentó que su padre cuando conoció a su futura nuera en el pueblecito en el que vive, lejos de asombrarse exclamó: “todo está escrito”…

Con esa idea nos fuimos a la Cuesta de Moyano para rescatar viejos libros y ediciones. Una serigrafía en el taller recordará a los invitados que cuando alguien se junta, nace siempre una buena historia, ahora se tienen que dar chicha y no dejar de escribir.

 

Shake it! Twitter Facebook

Sopla los dados, muñeca

Audiovisual / Diseño / Opinión
3 junio 2013

Andamos últimamente bicheando curros y referencias. De aquí y de fuera. Gente que lo hace pero muy muy bien. Que lleva las cosas a la práctica por muy mal que estén las cosas. Que apuesta por su trabajo y deciden hacer un parón en sus curros remunerados para apostárselo todo al rojo o al negro de la vida. Como los chicos de Syntetyk, que decidieron hacer un docu sobre la creación de un toy artesanal paso a paso. Como no tuvieron el apoyo a través de crowfunding, decidieron bajar un poco los medios y llevarlo a cabo igualmente. ¡Olé! O el Blog de Brainjob, de empleados de las “Anteriormente Conocidas Como Agencias de Publicidad”. Crítica ácida y de la buena, desde dentro. Cuestionándose día a día el trabajo “Creativo” siendo creativos. Hablamos también de gente del cine, de oficio, que aprendieron a manejar la cámara porque era eso, o el FP, y claro así les va (de bien) Tomar un café con ellos es una lección de cine. Abandonar todo el teoricismo vacío y empezar a rodar y rodar. ¡Bravo Rosete´s!. Y hablando sin poder todavía hablar mucho, hay muchos más que se la juegan como apuesta personal. Qué más dará si sale o no. Ahí lo tendrás guardado para siempre César, muy poca gente tiene la oportunidad de fundar su propio País (Alerta spoiler).

Y esto solo es un pequeño adelanto de lo que se mueve por aquí cerca. Porque en Las Vegas habrá muchos jugadores, pero dudo mucho que apuesten tan fuerte y sin ninguna red debajo.

Shake it! Twitter Facebook

Manos limpias

Opinión / Pipo & Astutto
12 abril 2013

El o la manos limpias es una figura muy importante dentro de cualquier trabajo artístico a artesanal que implique mancharse las manos. El operario hace el trabajo sucio pero no puede tocar el trabajo terminado. Ahí a su lado hay alguien que lo coloca para su secado, que lo pone y lo retira. Pero el “manoslimpias” es una figura que está desapareciendo, con la bajada brutal de salarios y/o simplemente de recompensas, las figuras claves se marchitan lo que conlleva trabajos sucios, mal hechos, mal pagados. Quien trabaja en un sector creativo o artístico vive en estos días una falta total de respeto, reconocimiento o valoración de su trabajo. Ya no entro en metáforas básicas del tipo diseñador=restaurante, sino que la falta de sensibilidad propiciada por el dinero está bajo mínimos.

El otro día comentando con una amiga, me decía que los sueldos de los directores de arte juniors están rozando o están por debajo del salario mínimo profesional. Es decir, que se tiran 12 horas de trabajo generando ingresos para una marca/agencia que no se ven reflejados en su salario. Y siguen aceptando esos puestos, y siguen tragando mierda a paletadas. Porque una cosa es que los precios no sean los mismos y otra que se haya devaluado tanto el trabajo. Joder, que las empresas siguen teniendo pasta, que un salario base se lo gasta un directivo en una cena de empresa. Mientras las asociaciones del sector, escuelas y similiares, siguen ofreciendo charlas, cursos y campañas de autobombo de reputados profesionales que no aportan nada sino el lucro de las mismas en vez de dedicar esfuerzos y energía a hacer cumplir un convenio a las agencias o dignificar la profesión.
Pues nada chicos: aplicaros esta noticia, que de tan retorcida, parece verdad y ver esta otra. Nuestro trabajo no lo sabe hacer cualquiera, por muy fácil que parezca.

Seamos profesionales y valoremos nuestro trabajo. Esto se hace con confianza en lo que haces y plantando cara.

Somos los manos limpias. Las agencias, las marcas y tus jefes lo saben. ¿Y tú?

Shake it! Twitter Facebook

Pichi, el exterminador

Editorial / Opinión
5 marzo 2013

Pichi ha salido hoy de su casa. Él es de Madrid de toda la vida, lo que pasa es que vive a tomar por saco, allá, por Lucero, así que se tiene que pillar el metro todos los días para cumplir sus rituales castizos. Pero hace mucho tiempo ya que Pichi no es el mismo, ve como su Madrid querida se echa perder con tanto mangante y sinvergüenza así que ha decidido tomarse la justicia por su mano porque Pichi, ¡está hasta la polla! de las subidas de metro, de la precariedad, de tanto chorizo y de tanto pelanas.

Así que desayunando bien de churros, se pone las pilas y empieza a repartir medicina de la buena. Amparado bajo su aspecto elegante y caballeresco, no duda en liarla a la mínima y REVIENTA TODO, se la suda; quema containers y destroza cajeros del Santander, porque se la bufa, porque un mal día lo tiene cualquiera, lo mismo le da un perroflauta que un yupi de Cuzco; aquí hay para todos, amiguitos.

Y una vez desatada su furia, vuelve a su bajo de Lucero, en donde, a la luz del candil, y mientras saborea un buen bocata de gallinejas, los vecinos oyen tararear una alegre melodía: Piiichiii, es el chulo que castigaaaaaaa…

“Pichi, el extreminador” está basado en la famosa canción “Pichi” obra de Emilio González del Castillo y José Muñoz Román y música de Francisco Alonso.

El fantástico modelo y furibundo agresor no es otro que el alter ego de Tomás Milián que a su vez, es el alter ego de un conocido planner de una agencia que empieza por “Y” y termina por “R”

Y la fotos son de la inconmensurable Mayte Ramiro, fantástica profesional y fotógrafa que siempre se presta a nuestra chorradas. Contratadla y obetendréis un póster de Pichi a tamaño natural dedicado por él mismo.

 

Shake it! Twitter Facebook

Esos cauces sin chicha

Editorial / Opinión / Pipo & Astutto
21 febrero 2013

El Barrio de Salamanca es plomizo, austero y frío, muy frío. Es un barrio sin color, lleno de ventanales ostentosos que intentan atrapar la luz pero que no consiguen reflejarla. Los señores pasean con orgullo su altanería, los porteros te preguntan a dónde vas, guardianes de una casta privilegiada. Señoras con abrigos de animales muertos pasean perros patada mientras sus hipertensas mejillas de Gremlin retiemblan de satisfacción por el status conseguido. Los niños no tienen alma, tan educados, fríos y grises como sus progenitores, anclados en un presente-pasado. Son niños viejos, que han perdido la ilusión de vivir. Juegan como si fuese una obligación, a la espera de heredar negocios y jugar en toda regla. En el barrio de Salamanca se duerme tranquilo, debajo de capas de nórdicos de Habitat. Con un sueño plácido y sosegado, satisfechos por haber creado una jaula de oro. Los comercios son rancios, los colores opacos y la vida parace trascurrir entre esos cauces que no tienen ni chicha ni gloria. Pero ahí te quedas, barrio triste, con tus pájaros de mal agüero y tu comodidad perezosa. Te saludamos desde el otro lado, donde la gente grita y vocea, en donde a veces vamos sucios y nos apañamos en casas destartaladas. En donde devolvemos a la vida lo que nos ha prestado. El color y la intensidad están aquí, en esta pantonera desastre. Espero que todas tus calles se llenen de topes de hierro a media altura y cuando te comas ese bocata de bolardo mires hacia abajo y veas todo lo que te estás perdiendo.

Shake it! Twitter Facebook

Póster 4 tomorrow

Art / Diseño / Ilustración / Pipo & Astutto
19 febrero 2013

Un día nos sorprendió una llamada de Hervé Matine, responsable de Poster 4 tomorrow, una asociación independiente y sin ánimo de lucro dedicada a concienciar sobre causas sociales. En este caso en particular y chapurreando un inglés de indio, entendimos que querían convocar un concurso de pósters para concienciar sobre la abolición de la pena de muerte junto con la organización Ensemble contre la peine de mort con alumnos de secundaria de la Comunidad de Madrid. Y allí que nos fuímos para echar un cable a los chicos y chicas que quisiesen participar en el concurso. Después de dar un repaso sobre los fundamentos del cartel (estructura, contenido, mensaje), vimos las ideas que tenían y cómo se podían resolver técnicamente para obtener un buen resultado. Algunos necesitaban mucho apoyo gráfico y expresar de manera más contundente su mensaje haciéndolo más atractivo. En vez de dibujo, les propusimos siluetas para reforzar el mensaje. Si tenían buena letra, podían probar con lettering (flipa con este curro de reinterpretación de las cartelas del vídeo de Bob Dylan  Subterranean Homesick Blues). También les mostramos técnicas artísticas de representación de la imagen como estarcido, esténcil, collage… Aparte de enseñarles referencias artísticas de inspiración: movimientos o artistas que marcaron un estilo muy simple pero efectivo, que es fácil de representar y que ya está tan metido en nuestra cultura que se reconoce a simple vista como Basquiat, el Art Brut, Futurismo, Tapiés, Grupo Crónica o Fluxus. Y como no, todos los mensajes actuales con los que se sentían más identificados (extranjeros y españoles) como Obey, Escif, Sam 3, Suso 33, Sepe y muchos ejemplos de street art revindicativo.
El resultado y la experiencia fueron increíbles, vimos que el diseño puede ser utilizado como arma. Tomad las balas, muchachos.

 

Shake it! Twitter Facebook


© 2019 PIPO&ASTUTTO ALL RIGHTS RESERVED.