Celebramos la vida

Editorial / Opinión / Pipo & Astutto
5 noviembre 2013

Que si, que todo está hecho una mierda, que las calles revientan de basura y hay mareas de todos los colores. Que cada vez nos aprietan más de todos los lados y es difícil hasta mantenerse de pie. Por eso hay que celebrar, hay que celebrar todo, que ha salido un curro, que te has cambiado de casa, que por fin viene tu familia a visitarte. Es el caso de Astutto, después de 11 años, por fin vino su familia argentina. Y qué mejor ocasión que ésta para abrir las puertas de Alchemy y encender todos los farolillos. Con las delicatessen de Sugar Garden y Thamar y el musicón trasnochado de Piruleta.

Y te reúnes con amigos, charlas con la familia, se hacen nuevas amistades y la cerveza corre como si no hubiese un mañana. Porque celebrar es gratis, y ahí todavía no pueden meter mano estos cabrones.

Fotones del maestro del B/N, Jaime Gasset.

 

 

 

 

 

Shake it! Twitter Facebook

Charlie don’t surf!

Editorial / Opinión / Pipo & Astutto
17 septiembre 2013

Me encanta dar la chapa. No una chapa desmedida e inconsciente, sino algo mucho más planeado y plenamente aceptado por las 2 partes contratantes. ¡Oh, si, mamá!. Y ese intervalo precioso, casi suspendido en el tiempo en el que tu sufrido oponente piensa que es una conversación bilateral hasta que descubre que no, que es una chapa en toda regla, ese instante es mágico amigos. Ves como sus pequeños ojitos se agrandan y boquea como un pez en la red, sabiendo que se le viene una buena encima. Ahí justo es cuando rematas, de cabeza, sueltas tus argumentos trasnochados, estúpidos, sin referencias de ningún tipo.

Y en este enredo es en el que os encontráis ahora si habéis leído hasta aquí. Ojo, esta es una chapa apenas elaborada, ¡la traigo fresca chiki! Todo empieza con el último libro que estoy leyendo, The Drifters o, como se tradujo en castellano: “Hijos de Torremolinos” O_O. El libro no es ningún referente pero te explica muy bien en qué consistió toda la rebelión juvenil en la década de los 60 y 70`s. Chicos y chicas no conformes ni con el Gobierno, ni con las reglas, ni con nada que proviniese del viejo orden. Los resumía Bob Dylan con The Times They are a Changin’ : madres y padres, vuestro viejo camino, envejece rápidamente.

Joder, me digo, esto era luchar, salirte del camino más cómodo y decir: “Aquí hay algo que no me cuadra y no lo voy a permitir”. A estos chavales les apodaban con el sufijo “Nik” que añadía un tono despectivo a lo que hacían: “Beatniks, peacenicks…” la traducción sería el actual “perroflauta”. No eran muchos, pero si que cambiaron el orden mundial. La ruptura generacional era tal, que los mayores ni podían entender su música ni entendían nada. Y es aquí donde quería llegar, vivimos en una época en que la mierda cae como si la regalasen, donde gente sin ningún tipo de escrúpulos ni ética mangonea el cotarro con absoluta impunidad, mientras nos quedamos cruzados de brazos. no hay rebelión, no hay interés por nada, incluso nos cuesta mandar a todo y a todos a la mierda, y encima al que lo hace le llamamos perroflauta. Hay una frase que rescaté del libro y que me parece perfectamente aplicable: “Lo que me inquietaba  era la grande y silenciosa minoría que no aspiraba a nada y no hacia nada”

Así nos vemos, hay una capacidad brutal de hacer algo, de luchar contra lo que nos parece trasnochado, abusivo y corrupto. Y existen multitud de fórmulas a parte de quejarte por las redes sociales. Existe la desobediencia, la insumisión, el desacato. Encima dentro de la legalidad, y si no te cuadra algo, cámbialo, que para eso eres joven cojones- Lo único que compartimos con aquellos es que nuestros padres no entienden nuestra música y las pintas. Ahora se lleva más ser un “hipster” sin valores que defender cualquier tipo de actitud que pueda molestar o incordiar. Me cagüen todo, algún día me levanto la cresta y mando todo a la mierda.

 

 

Shake it! Twitter Facebook

The Makers

Branding / Diseño / Ilustración / Pipo & Astutto
9 septiembre 2013

Este año el Nómada nos pidió la imagen que reflejase toda su filosofía: hay una forma diferente de hacer las cosas, más comprometida y justa con el productor-artesano. Con un cuidado por los detalles y la materia prima. Y la base de esta edición era la lana. Qué mejor forma de representar el cuidado de las materias primas con la oveja “Adelita” Sólo cuidando los procesos desde el principio hasta el final, se consiguen los mejores productos. De ahí ese look “casual” de la oveja,

Los chicos del Nómada nos pidieron si podíamos explicar cual es el proceso de creación de una imagen gráfica. Cuál es su valor y en qué consiste. Y nos pareció estupendo, casi nunca se cuestiona lo que hay detrás de una imagen y cómo se ha llegado a ésta. Simplemente la ves y haces como Julio César, me gusta o no.

Primero había que buscar un nombre genérico que englobase todo aquello que representa la Feria, los asistentes y los artesanos. Y lo encontramos con “The Makers“. Una nueva corriente de pensamientos y actos en esta época tan extraña que nos toca vivir. Todo lo contrario al “usar y tirar” que durante años nos han estado vendiendo. Los Makers son los que hacen, los que se manchan las manos. Un Maker hace todo lo posible para que su producto sea “para toda la vida”, y si no, preguntárselo a los chinos…

Basamos el nombre de esta edición en la famosa frase de  la película”Easy Rider“, obviamente el producto no es el mismo, pero si el concepto: materia prima pura y de calidad :) Audio

Después de discutir acerca de varias horas de cuál era la mejor forma de representar una oveja bien peinada y acicalada, recurrimos a nuestro ilustrador favorito Ilustre Mario para que realizase un retrato hiperrealista de un boceto previamente trazado por ordenador.

Una vez tenemos el concepto de la edición y la imagen principal, empezamos con la “bajada” de piezas. Queremos que todos los elementos de la Feria tengan coherencia, deben respirar lo mismo. Y para ello hay que adaptarse a los formatos y soportes, desde un cartel de señalética, hasta un envío para prensa.

Y eso es lo que hay detrás de una simple imagen: mucho esfuerzo, trabajo y dedicación, os dejamos un pequeño avance de lo que será la gráfica de esta edición. Algo que está hecho con todo el cuidado y el mimo del mundo. Los Makers son todos aquellos que hacen posible este cambio: productores y, sobre todo, consumidores que saben valorar todo este proceso. Ya basta de intermediarios sin sentido, bolsas de plástico y obsolescencia programada.

El mundo está cambiando chicos, y nosotros, todos nosotros, somos The Makers!

¡PURA LANA HERMANO!

Shake it! Twitter Facebook

Que todas las noches sean de bodas

Art / Diseño / Pipo & Astutto
13 agosto 2013

Llega un momento en la vida profesional de un diseñador, publicista, artistoide o simplemente, persona que maneja un software de imagen en el que te enfrentas a tu mayor demonio, la invitación de bodas. Consiste básicamente en que dos personas, al límite del colapso nervioso y generalmente amigos, quieren proclamar su unión a los 4 vientos con algo original y resultón.

Muchas veces, los nervios hacen que este trabajo se convierta en el marrón más grande de la historia, con resultados insatisfactorios por ambas partes (que conste que nunca ha sido el caso, nos lo han contado)

No ha sido así con nuestra profe de inglés y querida amiga Betty, a parte de traductora oficial y confidente. Sin la cual ya nos habrían descerrajado un tiro en cualquier callejuela del Bronx puesto que lo único que sabíamos decir era “yoyoyomadefoca, niga, etc” Betty nos llevó por el buen camino, aprendimos que Minessota, se dice “minesouda” y Lincoln “linkin” entre muchas otras cosas.

Bueno que no me enrollo, Beth, yanki de pura cepa, se casa con Juanjo, caballero toledano. Nos pidió un detalle que pudiesen entregar a la familia, con la palabra mágica: “libertad total”. Charlando con él, nos comentó que su padre cuando conoció a su futura nuera en el pueblecito en el que vive, lejos de asombrarse exclamó: “todo está escrito”…

Con esa idea nos fuimos a la Cuesta de Moyano para rescatar viejos libros y ediciones. Una serigrafía en el taller recordará a los invitados que cuando alguien se junta, nace siempre una buena historia, ahora se tienen que dar chicha y no dejar de escribir.

 

Shake it! Twitter Facebook

Manos limpias

Opinión / Pipo & Astutto
12 abril 2013

El o la manos limpias es una figura muy importante dentro de cualquier trabajo artístico a artesanal que implique mancharse las manos. El operario hace el trabajo sucio pero no puede tocar el trabajo terminado. Ahí a su lado hay alguien que lo coloca para su secado, que lo pone y lo retira. Pero el “manoslimpias” es una figura que está desapareciendo, con la bajada brutal de salarios y/o simplemente de recompensas, las figuras claves se marchitan lo que conlleva trabajos sucios, mal hechos, mal pagados. Quien trabaja en un sector creativo o artístico vive en estos días una falta total de respeto, reconocimiento o valoración de su trabajo. Ya no entro en metáforas básicas del tipo diseñador=restaurante, sino que la falta de sensibilidad propiciada por el dinero está bajo mínimos.

El otro día comentando con una amiga, me decía que los sueldos de los directores de arte juniors están rozando o están por debajo del salario mínimo profesional. Es decir, que se tiran 12 horas de trabajo generando ingresos para una marca/agencia que no se ven reflejados en su salario. Y siguen aceptando esos puestos, y siguen tragando mierda a paletadas. Porque una cosa es que los precios no sean los mismos y otra que se haya devaluado tanto el trabajo. Joder, que las empresas siguen teniendo pasta, que un salario base se lo gasta un directivo en una cena de empresa. Mientras las asociaciones del sector, escuelas y similiares, siguen ofreciendo charlas, cursos y campañas de autobombo de reputados profesionales que no aportan nada sino el lucro de las mismas en vez de dedicar esfuerzos y energía a hacer cumplir un convenio a las agencias o dignificar la profesión.
Pues nada chicos: aplicaros esta noticia, que de tan retorcida, parece verdad y ver esta otra. Nuestro trabajo no lo sabe hacer cualquiera, por muy fácil que parezca.

Seamos profesionales y valoremos nuestro trabajo. Esto se hace con confianza en lo que haces y plantando cara.

Somos los manos limpias. Las agencias, las marcas y tus jefes lo saben. ¿Y tú?

Shake it! Twitter Facebook

Esos cauces sin chicha

Editorial / Opinión / Pipo & Astutto
21 febrero 2013

El Barrio de Salamanca es plomizo, austero y frío, muy frío. Es un barrio sin color, lleno de ventanales ostentosos que intentan atrapar la luz pero que no consiguen reflejarla. Los señores pasean con orgullo su altanería, los porteros te preguntan a dónde vas, guardianes de una casta privilegiada. Señoras con abrigos de animales muertos pasean perros patada mientras sus hipertensas mejillas de Gremlin retiemblan de satisfacción por el status conseguido. Los niños no tienen alma, tan educados, fríos y grises como sus progenitores, anclados en un presente-pasado. Son niños viejos, que han perdido la ilusión de vivir. Juegan como si fuese una obligación, a la espera de heredar negocios y jugar en toda regla. En el barrio de Salamanca se duerme tranquilo, debajo de capas de nórdicos de Habitat. Con un sueño plácido y sosegado, satisfechos por haber creado una jaula de oro. Los comercios son rancios, los colores opacos y la vida parace trascurrir entre esos cauces que no tienen ni chicha ni gloria. Pero ahí te quedas, barrio triste, con tus pájaros de mal agüero y tu comodidad perezosa. Te saludamos desde el otro lado, donde la gente grita y vocea, en donde a veces vamos sucios y nos apañamos en casas destartaladas. En donde devolvemos a la vida lo que nos ha prestado. El color y la intensidad están aquí, en esta pantonera desastre. Espero que todas tus calles se llenen de topes de hierro a media altura y cuando te comas ese bocata de bolardo mires hacia abajo y veas todo lo que te estás perdiendo.

Shake it! Twitter Facebook


© 2020 PIPO&ASTUTTO ALL RIGHTS RESERVED.